viernes, 22 de junio de 2018

Crujiente de avena, ciruela y pera (Receta vegana)


Hola, hola caracola,

hoy toca receta, ¡bieeen!

Y es época de ciruelas y mi ciruelito como siempre viene cargado así que aquí va la primera receta con estas frutitas (a ver si me dejan para hacer más jeje).
Éste año están un poco ácidas y mi sobrina dice que son chuches jeje ¡allá vamos!


Ingredientes (4 personas):

Para el relleno:

  • 250 gramos de ciruelas troceadas sin piel.
  • 150 gramos de pera troceada sin piel.
  • 2 cucharaditas de vainilla.
Para el crujiente:
  • 50 gramos de avena en copos integral.
  • 1 cucharada de sirope de agave, de arce o miel si no eres vegano.
  • 1 cucharadita de vainilla.
  • 8 cucharadas de bebida vegetal ( yo usé de soja).
  • 8 cucharadas de agua.
  • Para decorar: avellanas y pasas.


Preparación del relleno:

  1. Pelamos y troceamos la fruta y mezclamos en un recipiente con la vainilla.
  2. Repartimos en cuatro recipientes y horneamos diez minutos a 180º en posición media.



Preparación de el crujiente:

  1. En un recipiente mezclamos la avena con la vainilla y el sirope.
  2. Repartimos sobre los cuatro recipientes que habremos sacado del horno con cuidadito para no quemarnos.
  3. Con la ayuda de una cuchara cubrimos bien la fruta y añadimos en cada recipiente 2 cucharadas de bebida vegetal (soja, avena...) y dos de agua. Con cuidadito para que cubra bien toda la avena. 
  4. Yo además le he puesto un poco de avellanas troceadas y algunas pasitas.
  5. Horneamos hasta que se dore (unos diez minutos) y listo.




Es una receta genial tanto para desayuno como merienda.
La fruta queda super jugosa.
Se me ocurre echarle una bolita de helado cuando aún está caliente...mmmm otro día Lucía, otro día jeje


Pues bueno, voy a subirla las redes sociales para que vengáis corriendo a leerla y apuntarla.
Espero que os guste mucho y si la hacéis ya me contáis.

¡Un abrazo!




lunes, 11 de junio de 2018

London Tiger Coffee (Lagos, Portugal)



Buenos días,

los que nos seguís por las redes sociales por nuestras cuentas personales ( lucia_suarez_88 y j.c.quintela) sabéis que hace poco estuvimos en el sur de Portugal y en mi afán por encontrar cafeterías bonitas topé con ésta en Lagos.





Pequeñita pero muy cuca la lleva una chica encantadora y su madre, ambas si no recuerdo mal de origen ingés y por lo tanto en esta acogedora cafetería mayoritariamente encontraremos repostería inglesa.




Tartas caseras entre las que destacan la lemon pie, tarta de lima, tarta de queso, carrot cake... dulces como scones, brownies, muffins, flapjacks...


Tienes cafés, zumos, tés, smoothies...vamos que cuesta decidirse.





La chica no sabe español pero si con nuestro inglés patatero nos entendimos seguro que no tenéis problema tanto si chapurreáis el inglés como el portugués, ella con toda amabilidad os ayudará a elegir entre tanta cosa rica.




Nosotros pedimos una carrot cake o tarta de zanahoria que estaba tremendamente jugosa, especiada, con sus frutos secos... muy, muy buena de verdad.


También pedimos tarta de lima, la habíamos probado de limón no de su prima hermana verde y desde que vimos La Forma del Agua nos apetecía probarla.
Si vais tenéis que probarla. Justa de acidez, un dulzor suave, muy fresca. Me hubiera comido media tarta.


Para acompañarlas, nos pedimos un smoothie que te lo hacen al momento y delante tuya.
El nuestro llevaba jengibre, espinacas y algo más que no recuerdo jeje pero estaba muy rico.

Por cierto llevad efectivo porque al menos cuando estuvimos no admitían tarjetas.


Bueno, nuestro listado de cafeterías con encanto abre fronteras y se expande a nuestro país vecino jeje ojalá pudiéramos viajar mucho más y seguir conociendo sitios pero poco a poco.


Espero que os haya gustado y si alguna vez lo visitáis contadnos que habéis probado y que tal.

Un abrazo.




martes, 5 de junio de 2018

Bizcocho de calabacín y chocolate (receta vegana)

Buenos días,

hace tiempo os escribí una receta similar en el blog, pero el otro día haciendo limpieza, vi que las fotos no le hacían nada de justicia y no solo la hemos repetido con fotos incluidas si no que la hemos mejorado.



Éste bizcocho siempre me recordará a mi abuelo ya que es lo último que cociné para él y una de mis tías se quejó porque llevaba chocolate...pero luego ella le llevaba galletas con mantequilla a full y fondant a saco...en fin.

Un beso abuelo allá dónde estés y a vosotros de verdad, tenéis que hacer ésto es de los bizcochos más ricos que he probado nunca y en esta versión mejor aún. Ya me contaréis.




Ingredientes:

  • 300 gramos de calabacín con piel triturado (limpiarlo muy bien ¿eh?)
  • 140 ml de aceite de oliva suave (si es arbequina mejor).
  • 150 gramos de azúcar moreno de caña.
  • 230 gramos de harina de trigo.
  • 40 gramos de cacao puro y sin azúcar en polvo.
  • 1 sobre de levadura química.
  • 60 gramos de chocolate negro ( yo usé 85% cacao ).
  • 20 ml de nata de soja ( o bebida de soja pero entonces hay que estar muy atentos de que no se corte el chocolate por la cantidad de agua que lleva).

  1. Ponemos el horno a precalentar a unos 180º.
  2. Trituramos el calabacín sin pelar, muy limpito.
  3. En un recipiente vamos mezclando la harina, el azúcar y la levadura, mezclamos.
  4. A continuación añadimos el calabacín triturado y el aceite de oliva, mezclamos.
  5. Para finalizar añadimos el cacao.
  6. Mezclamos todo bien con una batidora hasta que quede todo ligadito y cremoso.
  7. Vertemos la mezcla en un molde antiadherente y horneamos unos 20 o 25 minutos, ya lo váis vigilando sobre todo la primera vez que lo hagáis para cogerle el puntito delicioso jeje
  8. La capa de arriba es una especie de ganaché de chocolate negro. Solo hay que fundir el chocolate al baño maría y añadirle la nata, removemos hasta ligarlo bien y listo.

Es un bizcocho super jugoso e intenso. Si no te gusta el chocolate fuerte simplemente cambia el ganaché de arriba por el que más te guste.






Espero que os animéis a hacerlo :) Un besote de calabacín y chocolate jeje



lunes, 28 de mayo de 2018

La Mundana- Cafetería Confortable




La Mundana se sitúa en La Pañoleta (Camas) y ahora veréis porque debe de estar en nuestro apartado "Food Places" de cafeterías con encanto.


Una cafetería muy singular, creada para mundanos que buscan un sitio diferente, agradable y confortable para así poder llenar su espíritu a la vez que su pancita.

Sus dueños, Agnola y Pepe anteriormente ya habían tenido un rinconcito similar, mucho más pequeñito y en pleno centro; pero después de un necesario y merecido parón nos sorprenden con éste nuevo lugar en el que deleitarse con cositas como las que os vamos a enseñar.






Tés, cafés (qué por cierto son de Alquimista Coffee Lab), smoothies, leches vegetales, tostadas con panes artesanales, bowls de frutas, de cereales con yogur o miel, bagels, bollería, tortitas, gofres, smoothies bowls, tartas y tartas en su versión vegana...¿ se me olvida algo? ¿No se os está haciendo ya la boca agua? Pues sigamos con el viaje...


Ésto que veis por aquí abajo fue parte de nuestro desayuno del sábado. Es un bowl de fruta fresca y variada, acompañado con yogur, cereales tipo corn flakes y semillitas.


Éste trozo jugoso y que dice "cómeme" es de una tarta vegana de naranja y caramelo. Si te gusta el amargor de las naranjas y las tartas muy jugositas ésta te encantará.



¿Un café con leche vegetal? Claro. Normalmente hay de soja, avena, espelta, arroz...

   

La tarta que sigue es de zanahorias es decir, una carrot cake, ¿cómo estaba? Buenísima.


 Y cómo no, tenía que enseñaros a mi amado bagel con espinacas y hummus. ¿Ya sabíais que amo los bagels verdad? Pues aquí los tienen y mmm....


¿A qué os pillo ahora mismo con la agenda en la mano? Y no me extraña. Otro sitio más para desayunar o merendar diferente en Sevilla y mejor aún en el Aljarafe.
Sin duda habréis podido ver que todo está echo al detalle y con mucho cariño ¡así da gusto! Y por cierto dicen que tienen unos mojitos de miedo, ahora que se acerca el buen tiempo habrá que probarlos, ¿no?



 La única cosa que "advertiros" es que no admiten pago con tarjeta así que si sois unos "monederos vacíos" como yo, os toca llenarlo para poder comprar un poquito de amor en La Mundana.
Seguro que repetiréis.

Viaje terminado, gracias por volar con nosotros.